¿Me sigues?

martes, 15 de mayo de 2012

Era el aliento lo único que cabía entre nosotros dos.

Entre una etapa que se acaba, y otra que comienza. Entre noches bailando bajo la luna, y mañanas que saben a desganas. Tú sigues rondando mis pensamientos. En el momento menos oportuno. Cada minuto. Al despertarme, y cuando me acuesto. Y mira que han pasado 95 días. 
Que de la vida aprendes. Y contigo aprendí a amar. A amar de una manera sobrenatural, que hoy por hoy se nos escapa de las manos.
Que un día te levantas, y tienes que afrontar que tienes que hacer un vida sin él. 
Sin que te llene los viernes de comilonas en aquella pizzería. Sin mañanas de sábado viéndole jugar, y de tardes en aquella habitación. De días que se hacen más largos, porque nuestras conversaciones no son lo que eran. Momentos que van formando tu vida, en los que piensas cómo hubieran sido si hubiera estado él. Momentos que te gustaría haber compartido con él.
Que tengo miles de cartas escondidas en un cajón que un febrero decidí esconder. Que en la última y la más difícil, te juré mi amor. Un amor, que da igual que pasen los años, porque siempre estará ahí, como aquella pareja de esa película que tú me recomendaste. Que el amor no se va, solamente cambia de sitio en el corazón. 
Y hoy mi corazón sigue latiendo por ti. Y sigue esperando, aunque ya no sabe muy bien el qué.
Juré no volver a escribirte,  pero ya ves, aquí estoy otra vez, desahogando mis penas en un trozo de papel.

No hay comentarios: