¿Me sigues?

lunes, 28 de mayo de 2012

Concédeme un instante.

Han pasado cuatro meses desde que no sabes nada de esa habitación azul y verde. 108 amaneceres distintos, pero siempre con un mismo pensamiento en la cabeza, él. Jugamos tanto con el destino, que ahora él está jugando con nosotros. ¿Dónde han quedado esos 668 días que pasamos juntos? En un cajón que poco a poco el tiempo borrará de nuestra memoria.
Te busco, pero ya no te encuentro. No hay rastro de esos ojos que un día te juraron su amor. Pero tú ya no puedes hacer nada. Lo has intentado, y te has rendido. Ya nada alegra tus días como antes. Nadie te espera al otro lado de la pantalla del ordenador. Porque no es echar de menos ser querida, no es echar de menos al amor, es echarle de menos a él, al único que te hacia seguir adelante en estos días tan ajetreados. Porque ahora la vida pasa, sin más. Y un día aprendes que tienes que acostumbrarte a vivir sin él. El que te enseño a querer, pero no a cómo vivir sin él. Y en esta parte del camino estás tú sola. Con una maleta llena de recuerdos y sin saber muy bien qué hacer. Y aunque tu corazón no quiera afrontarlo, sabes que ha llegado la hora. La hora de poner un punto a este renglón, que tanto se ha hecho de rogar. Que a pesar de que tú no quieras, la vida ya no te da razones para seguir adelante. Y cuanta razón tenía mi querido Joaquín Sabina cuando cantaba "porque el amor cuando no muere mata, y amores que matan nunca mueren". Y nuestro amor mata. Pregúntale a él que si mata. Que es el que más ha sufrido de los dos. Pero por esa razón es eterno. Así que solo te digo, amor mío, que si algún día te acuerdas de mi, te espero en aquel grafiti... Ese que quedó grabado en la pared de una calle de Madrid, para demostrarle al mundo, que nuestro amor era mágico, e inigualable. Allí te espero.
Un saludo, tu pitufa.

No hay comentarios: