¿Me sigues?

domingo, 22 de enero de 2012

Vale millones, creerme.

No tenemos conciencia de los errores que cometemos, apenas una sensación, una pequeña voz interior que nos dice “algo está mal”. Y aunque esa vocecita está ahí seguimos adelante, ignorándola, equivocándonos, casi a conciencia. Lo ves venir, aún así lo haces. Y cuando te caes, cuando todo está negro.. él aparece. Te podrás tropezar una y mil veces con la misma piedra, chocarte con esa pared, caer en un abismo.. pero él siempre estará ahí para sacarte de los problemas, para hacerte ver como son realmente las cosas. Y por tu orgullo, podrás negarselo en la cara, diciéndole que no tiene razón, que se equivoca, pero con el tiempo te das cuenta, que no. Que él siempre tiene razón en todo lo que te dice.

Con nuestros ojos podemos ver todo, salvo a nosotros mismos, para eso, necesitamos un espejo. Él es mi espejo. Gracias a él estoy aprendiendo a madurar, a ver mis errores, y evitar hacer siempre las mismas cosas. Creerme cuando os digo que vale millones, que me hace chocarme con la realidad para ver que es lo que estoy haciendo mal, que me está ayudando a ser realmente yo. Creerme cuando os digo que no lo cambiaría por nada en el mundo, y que una tarde con él, puede hacerte ver la vida desde otra manera. Él es único, especial, inigualable, y nadie del mundo le reemplazará nunca.

P.D: Te quiero.

No hay comentarios: