¿Me sigues?

miércoles, 18 de enero de 2012

La lujuria de un amor adolescente.

Hola amor.
Hacia tiempo que no te escribía. Y tu hace tiempo que no asomas por mi mundo. Mira que he buscado hasta debajo de las piedras, pero nada, ni si quiera allí estabas.
Soledad se ha apoderado de mi corazón como una enfermedad, e intenta resistir, pero no puede, se le están agotando las fuerzas, y su resistencia se está debilitando. Felicidad, también hace tiempo que no se asoma por aquí, ya no me sonríe, ni me alegra las tardes de lluvia. Ahora mi mundo está rodeado de colores grises, y la tristeza es la sintonía de mi vida.
Necesito cambiarlo.
Hay cambios que llevan tiempo, y a veces hay que ponerse lo pantalones largos, tomar la iniciativa y hacer el cambio. Hay una gran diferencia en darle tiempo a algo y dejar pasar el tiempo. Darle tiempo a algo es dejarlo madurar, es tener la valentía de saber esperar. Dejar pasar el tiempo es tener la cobardía de no hacer lo que quieres hacer cuando lo quieres hacer.
Y yo amor te voy a dar un tiempo, para que madures, y para que hagas de mi mundo triste, un mundo feliz. Pero cuando decidas volver, llama, que ahí te estaré esperando.


Atte: tu petarda.
Para ti amor.. click.

1 comentario:

Mentiirae dijo...

Hoy pero que bonito esto.
A veces es lo que tiene, cuando quieres que llegue el amor, no llega, cuando quieres ser feliz es cuando la soledad llama a tu puerta un día sí y otro también. Yo tuve unos días así, y luego ya pasas de eso y te limitas a buscar la felicidad, una felicidad que no tiene porque estar al lado de alguien. Sonríe y ya veras como pronto se pasa todo.
Un beso.